¿Cómo desinfectar las mascarillas correctamente?

Una de las dudas más frecuentes que surgen en relación con COVID-19 tiene que ver con el uso correcto de las mascarillas. Pues bien, dado que esta nueva realidad va a convertirse en algo habitual en nuestras vidas, es muy recomendable aprender a mantener nuestras mascarillas limpias y efectivas si queremos seguir con nuestro día a día con el máximo de seguridad. Veamos cómo desinfectar las mascarillas.

 

En el artículo de hoy, reunimos las normas básicas para un protocolo de limpieza correcto, según las recomendaciones de las instituciones sanitarias y fabricantes especializados.

 

Dime cuál usas y te diré cómo debes desinfectar las mascarillas

Una mascarilla higiénica es un producto sanitario que cubre la nariz, boca y barbilla. Su uso contribuye a la disminución de transmisión del virus. Todas las mascarillas homologadas deben cumplir las especificaciones técnicas UNE. En la actualidad, ante el aumento de brotes de contagio, son obligatorias en el transporte público, en la vía pública y espacios de uso público o abiertos al público, según la normativa de cada Comunidad Autónoma.

Lo primero de todo es identificar qué tipo de mascarilla empleas y seleccionar el modo de limpieza más adecuado atendiendo a sus características y a las indicaciones del fabricante. Conocer las características de cada una nos ayudará a saber cómo desinfectar las mascarillas.

En el mercado existen varios tipos de mascarillas protectoras:

 

  1. El grupo de mascarillas N95 y FFP2 con o sin válvula de exhalación

 Son las mascarillas diseñadas para que no pasen partículas desde el ambiente exterior hacia el interior de las mascarillas y que más se usan en hospitales, pacientes inmunosuprimidos, etc. Sus propiedades aislantes dependen de dos factores principales:

  • La integridad del material de la mascarilla, ya que si el filtro se daña más partículas pasan a través de la mascarilla.
  • El correcto ajuste de la mascarilla a la cara, ya que si este ajuste falla deja pasar más partículas en el espacio que queda entre la mascarilla y la cara.

Para el cuidado y limpieza de este grupo de mascarillas, se puede pulverizar soluciones de alcohol superior a 70º. También se recomienda aplicar productos desinfectantes especializados. No se recomienda el uso de aguas de colonia ni perfumes pues pueden dañar la calidad de filtrado del tejido.

Otro sistema de desinfección adecuada es sumergir la mascarilla durante media hora en agua con lejía. La proporción indicada es de 20 ml de lejía y 980 ml de agua o lo que es lo mismo, una cuchara de postre de lejía en un vaso de agua o dos cucharadas soperas de lejía diluidas en 1 litro de agua. Posteriormente, enjuagar con agua y detergente y dejar secar al sol.

Tras varios usos o si la mascarilla está humedecida o dañada, se aconseja desecharla y reemplazarla por una nueva.

 

  1. El grupo de mascarillas quirúrgicas I, II y IIR, denominadas N.A

Este tipo de mascarillas son desechables, por lo tanto, la recomendación adecuada es no reutilizarla y retirarla después de cada uso. Las mascarillas quirúrgicas se pueden utilizar hasta 4 horas seguidas y desechar a continuación. En el caso de haber estado expuesto a una alta carga viral, se aconseja introducir en una bolsa y tirarla a la basura, evitando cualquier contacto de riesgo.

Algunas cosas que debes saber:

  • No debes lavarlas con agua y jabón, no resistirían el tratamiento.
  • No debes pulverizarlas con alcohol, ya que se alteran las propiedades repelentes del agua que posee la mascarilla, fundamental para que actúe como barrera de nuestras gotitas de saliva.
  • Productos como la lejía o los limpiadores en spray aún no han sido estudiados en este tipo de mascarillas, pero cuidado: pueden quedar retenidos en la mascarilla y causar una reacción en la persona que los respira.

 

  1. El grupo de mascarillas textiles o tejidos específicos.

En el caso de telas de algodón, fibras sintéticas y tejidos especiales filtrantes como polyester o TNT, lo más recomendable es seguir las indicaciones del fabricante en relación con el mantenimiento y límite de uso.

Las mascarillas textiles de algodón son las más fáciles de tratar. El algodón resiste bien el agua caliente y varios lavados, por lo que luego de cada uso puedes lavarla utilizando agua a 60ºC. ¿Y por qué 60ºC?. Porque se ha visto que el virus SARS-CoV-2 se inactiva a 56ºC y las lavadoras suelen escalar sus temperaturas en saltos de a 10 o 20 grados. De esta manera, uniendo la temperatura a la actividad del jabón, aseguramos la correcta desinfección de la mascarilla de algodón.

Siempre, después de cada lavado, es aconsejable dejar secar al sol.

En el caso de tejidos especiales, los fabricantes aconsejan lavar con agua tibia y detergente neutro durante 30 minutos, enjuagar muy bien y secar con aire. También puede realizarse un lavado a máquina a 40º durante un ciclo completo con detergente neutro. No utilizar lejía ni secadora.

Para el mantenimiento diario de mascarillas textiles, es aconsejable el uso de pulverizadores desinfectantes siempre y cuando estén avalados con la documentación que certifique su acción viricida y sean aptos para el uso textil.

La gama de productos SANIT COMPLET que actualmente comercializa Soltronic, empresa referente en el sector textil, cumple con la norma 14476 de actividad viricida y está registrada para uso doméstico y sanitario, siendo apta para la desinfección ambiental y textil, incluida la higiene de mascarillas.

Si quieres obtener más información acerca de los desinfectantes especializados, contacta con: soltronic@soltronic.es

Puedes encontrar más información acerca de los sistemas de desinfectantes efectivos contra el Covid-19 en soltronic.es.

 

Compartir:
Menú
  • Registrarse
¿Ha perdido su contraseña? Introduzca su nombre de usuario o su dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.