Mónica fue siempre una mente inquieta e inconformista. Después de titularse como ingeniero en Telecomunicaciones y desarrollarse profesionalmente como Service Manager en una gran consultora, decidió llevar a cabo su gran sueño: crear su propia marca de moda infantil. Hoy, nuestras Charlas CONECTA nos traen el relato de Catch The Moon.

“Cada producto es único, está elaborado a mano y destinado a alguien”

Sus estudios universitarios poco tienen que ver con el sector de la moda. Mónica es ingeniero en telecomunicaciones y actualmente trabaja también como Service Manager en una consultora. Su faceta emprendedora la compatibiliza con maestría con la responsabilidad de ser mamá de tres niñas. Ninguna de estas circunstancias ha conseguido alejarse de su gran reto: crear su sello personal de ropa, su marca de moda infantil. Así es como nace Catch The Moon.

“Puse mucho esfuerzo e ilusión en lanzar proyecto de moda, sin embargo, Catch The Moon apenas consiguió alcanzar su tercera colección. No escogí bien el modelo de negocio y tuve que dejarlo en stand by y volver a buscar trabajo como ingeniero. Miro atrás y soy capaz de darme cuenta de mis equivocaciones. La falta de experiencia y el exceso de entusiasmo son los errores habituales de los comienzos. Ahora soy más comedida”

Después de algún tiempo de reflexión, Catch The Moon emerge de nuevo, bajo un nuevo posicionamiento. En esta ocasión, Mónica deja a un lado la ropa infantil para especializarse en los complementos, sobretodo, canastillas de bebé y elementos decorativos basados en el textil.

El gran valor diferencial de sus colecciones reside en la personalización. Encargos individuales, elaborados a mano y confeccionados con mucho mimo.

Entre sus productos más destacados, se encuentra Catalina Moon. Una conejita de peluche a través de la que pretende contar la historia de la marca y transmitir el mensaje de que nada es imposible si trabajas para conseguirlo. Detrás de esta conejita hay una labor social que refuerza dicha historia ya que el 5% de su venta se destina a la fundación Aladina. Una asociación sin ánimo de lucro que ayuda a niños y adolescentes con cáncer, y a sus familias.

“Una apuesta por la artesanía local y el comercio de proximidad”

La nueva versión de Catch The Moon está inspirada en los recién nacidos. Productos de canastilla para bebé hechos a mano y por encargo. Los artículos Handmade hace años que son tendencia, no solo están de moda, sino que también son muy valorados por el público en general. Apostar por el comercio de proximidad, ayuda a los pequeños artesanos a crecer y desarrollarse. Además, permite asegurar procesos de producción más sostenibles, que favorezcan un comercio más justo y ayuden a respetar el planeta.

“Uno de los valores diferenciales de mi marca es la propia filosofía que la envuelve y que da sentido a mi trayectoria. “Catch the Moon” significa “Alcanza la Luna” y simboliza luchar por alcanzar tus objetivos, por muy lejanos que parezcan. Y para ello es imprescindible a veces sacar al niño que llevas dentro y libertarte de todos los prejuicios que te limitan”

Frente a la manufactura procedente de los países asiáticos, Mónica representa el valor de la proximidad, de la artesanía local, del trato cercano y personal. Al trabajar bajo pedido, de manera personalizada, Catch The Moon no mantiene stock de producto acabado, lo que le permite elaborar artículos únicos y diferenciales, asegurándose que cada cliente recibe un producto exclusivo, confeccionado totalmente para él.

“Materiales sostenibles para mamás exigentes y comprometidas”

En Cath de Moon, la sostenibilidad es otro valor fundamental. En todos los procesos de elaboración, se trabaja con materiales respetuosos tanto con el medio ambiente como con la piel de los bebés. Por ejemplo, en el relleno de los sonajeros, Mónica emplea Kapok y todos los tejidos tienen certificación Oeko Tex. Para el relleno de peluches, se emplea polyphil hipoalergénico reciclado.  

Creo que la creatividad se alimenta de la acción. Si no haces no creas y si no creas no detectas oportunidades que te ayuden a ser diferente de tu competencia. Otra cosa que también he aprendido este último año es que para vender hay que vender. Parece obvio, pero cuando empecé le di mucha importancia a la colección, el diseño, las ferias, la web, …. Pero me olvidé de vender. Ahora creo un producto y lo vendo. Si hay interacción y ventas sigo por esa línea si no la hay creo otro producto”

Entre los próximos retos de Mónica está el poder abrir una tienda en Etsy y poder dedicarse en exclusiva a Catch the Moon. Esta es la motivación que le impulsa a seguir formándose y preparándose para alcanzar el reto. En los últimos tiempos, trabaja de manera intensa en la creación de contenidos para su perfil de Instagram (@caththemoonkids) y prepara sus colaboraciones con entidades solidarias e influencers.

Si te ha gustado este artículo y quieres contactar con Mónica, puedes ponerte en contacto con ella a través del e-mail: catchthemoonkids@gmail.com

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Menú
  • Registrarse
¿Ha perdido su contraseña? Introduzca su nombre de usuario o su dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.