¿Las firmas de moda recuperarán la fabricación local?

Actualidad > ¿Las firmas de moda recuperarán la fabricación local?

TENDENCIAS: LA RELOCALIZACIÓN EN EL SECTOR TEXTIL

la-relocalizacion-en-el-sector-textil-soltronic

Abrimos este artículo con la pregunta del millón: ¿España volverá a recuperar su potencia productiva en la confección textil? Seguramente no. Al menos, no del todo. Sin embargo, se perciben brotes verdes en el sector. Una clara recuperación de la producción local por parte de las firmas de moda más relevantes del mundo. Hoy, analizamos el fenómeno de la “relocalización” y todas las ventajas que esto supone para el sector textil español.

¿Volverá la producción textil a Europa?

Durante los años 90, España mantuvo un tejido productivo enorme abarcando el 80% de la fabricación de la moda textil destinada a la comercialización nacional e internacional. Han transcurrido más de 20 años desde entonces. La irrupción de los mercados asiáticos con una mano de obra barata, unos ritmos de producción acelerados y unas condiciones competitivas en los plazos de entrega, provocó que las grandes marcas desviaran sus producciones hacia continentes lejanos como India, Bangladesh, Vietnam, Camboya, Pakistán y China. La primera consecuencia para España fue una profunda desconexión con los conocimientos y habilidades de fabricación a gran escala. Esta externalización generó, además, un parón en el desarrollo profesional y una reorientación de recursos hacia otros sectores y categorías de productos.

Otro de los factores que intervino en el proceso de externalización de la moda, fue la estacionalidad. Hace 20 años, la moda se estructuraba en dos grandes temporadas; primavera-verano y otoño-invierno. Atender la demanda masiva de estos periodos del año, ocasionaba la saturación de las fábricas de confección textil. También, suponía grandes esfuerzos logísticos en el caso de marcas ubicadas en el territorio español. Por esta razón, las empresas optaron por desviar la producción a mercados capaces de asumir esa presión.

la-relocalizacion-en-el-sector-textil-zara-tendencias-soltronic-

Hoy, los ritmos de la moda son totalmente diferentes. La rotación de la oferta es continua. Se suceden los lanzamientos de mini temporadas y las colecciones cápsula se distribuyen a lo largo del año. Esta nueva manera de abastecer al mercado que obliga a los fabricantes a disponer y planificar altos recursos de producción. Un reto difícil pero no imposible. Las fábricas de proximidad se enfrentan al reto de demostrar que pueden asumir parte de la demanda total de las empresas multinacionales mediante una producción progresiva y controlada.

Las ventajas de la fabricación local

El último informe anual del Grupo Inditex, la empresa comunicó la reducción en un 17% de su producción mundial, reduciendo también la cifra de proveedores en China, a pesar de que este país sigue siendo la base de su producción global. Esta iniciativa confirma la tendencia de reorientación de su producción hacia fabricantes más cercanos ubicados en España, Portugal, Marruecos y Turquía. Algo está cambiando en el reparto de porcentajes si miramos la vista atrás. Es un hecho que las grandes marcas están adoptando gradualmente estrategias de proximidad (Sourcing Flexible), en sus políticas de producción.

Producir con proveedores de proximidad aporta innumerables ventajas en cuanto a la flexibilidad y agilidad de los pedidos. En un contexto de consumo a la carta, cada vez más personalizado e inmediato, operar con fábricas locales es un factor fundamental. Un proveedor local permite gestionar volúmenes de compra más pequeños, por tanto, realizar cambios y ajustes en las colecciones. Es más sencillo también desarrollar colecciones cápsula y ediciones limitadas especiales que ayuden a la marca en sus estrategias comerciales. Algo impensable en el caso de trabajar con productores asiáticos cuyos procesos productivos deben planificarse con 10 meses de antelación.

El valor de la sostenibilidad

En medio de este contexto, hay factores que adquieren un valor especial. El más importante de ellos es el valor de la sostenibilidad. Durante años, la moda ha arrastrado la gran responsabilidad de ser la industria más contaminante en materia medioambiental. Por eso, el mundo entero exige de ella mayores cuotas de acción y compromiso. Fabricar mediante proveedores de proximidad supone una solución más respetuosa con la economía y con el planeta. No solo permite abaratar en costes logísticos, consumo de combustibles y demás recursos, sino que ayuda de desarrollar el tejido empresarial local e impulsa oficios muy arraigados con la cultura nacional.

En definitiva, la crisis sanitaria nos ha dejado grandes lecciones. Una de ellas es el riesgo de confiar toda nuestra producción en manos de Asia. Los problemas de abastecimiento, la concienciación medioambiental y la flexibilidad en las demandas del nuevo consumidor, han provocado que las empresas destinen parte de su fabricación a proveedores de proximidad. Una recuperación que ha sido recibida con gran optimismo en el sector porque permitirá crecer y resurgir a pequeñas y medianas empresas con larga tradición en el mundo de la confección textil.

Si te ha parecido interesante este artículo y quieres aportar tu comentario, estaremos encantados de leerte o atender tu sugerencia a través de nuestro correo: soltronic@soltronic.es

Compartir:
  • Registrarse
¿Ha perdido su contraseña? Introduzca su nombre de usuario o su dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.