La guerra de las tallas

Actualidad > La guerra de las tallas
detalle distintas tallas guerra de tallas soltronic

La guerra de las tallas…¿Por qué cada marca tiene su propio criterio de tallas? ¿Por qué los fabricantes no mantienen la misma regulación a la hora de indicar las medidas y tamaños de sus prendas? ¿Por qué no existe una única normativa internacional? Es difícil de entender cómo, a fecha de hoy, los consumidores siguen sufriendo confusión y malestar a la hora de escoger las tallas de sus prendas más básicas. Un problema que ralentiza el crecimiento de compra online y que se traduce en devoluciones y pérdidas para la empresa. En nuestro artículo de hoy, reflexionamos acerca de las razones que motivan la falta de estandarización de medidas y escalados de la ropa.

La batalla por la unificación de tallas.

Hemos normalizado algunas costumbres que son complejas de comprender. Por ejemplo, escogemos prendas de tamaño y talla diferente en función del fabricante, la marca o el punto de venta que nos las venda. Digamos que hemos aprendido del error. De esta forma, sabemos que tal firma talla grande, tal otra talla pequeña, o en el peor caso, no tenemos ni idea de qué nos vamos a encontrar en cada colección o nueva temporada. Este tipo de disfunciones habituales, propias del mundo de la moda moderna, provoca frenos y desconfianza en el consumo online, además de grandes volúmenes de devoluciones y una pérdida de confianza que es difícil recuperar.

“El libre mercado hace complejo acordar una política de tallas común para todos los fabricantes pese a las constantes demandas de las asociaciones de consumidores y organismos estatales”

cinta métrica textil escalado tallas soltronic

El motivo de este conflicto precisamente reside en la globalización, entre otras causas. En primer lugar, el 90% de prendas que compramos en España se fabrican fuera de nuestro país, en destinos como India, China, Tailandia, Marruecos y Camboya. Países que trabajan con el sistema de medición imperial importado por EEUU que emplea la nomenclatura y formatos americanos: yarda, pie y pulgada. Es cierto que las grandes marcas de distribución de moda hace muchos años que aplican los sistemas de conversión universal, expresada en metro y centímetros, con el fin de adaptarse mejor a las medidas personales del consumidor. Aún así, no puede garantizarse una equivalencia precisa. Además, el escalado no siempre se produce de manera equitativa y coherente con respecto a otras colecciones o temporadas.

De la ropa a medida a la moda para todos

Si miramos atrás, en la historia de la moda, podremos entender con facilidad la evolución de esta «guerra de las tallas». Por ejemplo, en el siglo pasado, la ropa se confeccionaba a medida, por modistas de oficio, que tomaban muestra con detalle de estatura, contornos y hechuras, para coser una prenda totalmente personalizada. La Industria de la guerra, en EEUU, instauró un nuevo criterio ante la necesidad de abastecer de grandes producciones de uniformes a los soldados. Este supuso el gran hito en la aparición de unos parámetros universales válidos para el conjunto de la población que, posteriormente, adaptó la industria textil en sus procesos de fabricación y comercialización destinado al gran público.

Uno de los motivos que provoca la falta de estandarización reside en las medidas de crecimiento, expresadas en pulgadas de acuerdo con sistema imperial, que no siempre coincide con el sistema universal convertido a centímetros. Esto ocasiona saltos en el escalado dependiendo del país de fabricación de cada prenda. Por ejemplo, la talla M en EEUU es más grande que la talla M en Perú”

tallaje en producción soltronic
confección de ropa a medida unificación de tallas soltronic
medidas tallas cintura soltronic

Durante la década de los 70, las casas de alta costura francesa y europeas dieron el salto de la “moda a medida” al “prêt-à-porter”. Un salto que implicó la introducción de las tallas medias, de acuerdo con las medidas de los maniquís universales. A partir de entonces, las firmas comenzaron a establecer sus propias tallas, aprovechándose, además, de nuevas estrategias de marketing para atraer a sus clientes. A partir de los 90, los organismos reguladores y las asociaciones de fabricantes acordaron unas reglas de estandarización que aportaron cierto orden sin alcanzar la perfección. Converger en un único criterio internacional entre fabricantes de más de 30 países, parece un reto demasiado complicado de alcanzar. Si a esto sumamos los valores de conversión y los estándares de tallaje y crecimiento de cada región, podemos comprender mejor la dificultad de alcanzar un criterio común.

Las grandes marcas perfeccionan sus sistemas de información y ayuda al consumidor

Los grandes agentes; multinacionales y cadenas de distribución de referencia en la industria textil diseñan sus propias prendas de ropa y posteriormente gestionan su producción en países internacionales. De esa forma, pueden supervisar y garantizar que los criterios de tallaje y escalado se efectúan de acuerdo con sus normativas. Las medidas habituales comercializadas se clasifican en XS, S, M, L, XL, XXL y todas las etiquetas tanto textiles como gráficas incorporan el detalle de conversión en centímetros, para ayudar a la identificación y favorecer el acierto.

“La controversia surgida hace una década con respecto a las tallas pequeñas, provocó que algunos fabricantes retiraran las tallas más pequeñas de sus colecciones, para fomentar valores saludables, especialmente en los hábitos de vida de las generaciones más jóvenes. Muchas marcas han recuperado los tallajes pequeños modificados en su identificación, lo que ha incrementado la confusión en cuanto al criterio real de las tallas”

guerra de las tallas soltronic

Las plataformas de venta online, con más motivo, se han visto obligadas a sofisticar sus mecánicas de información a la hora de ayudar al consumidor a escoger las tallas correctas. En ese sentido, podemos advertir prácticas interesantes como la incorporación de tablas detalladas con conversiones y datos detallados corporales, indicaciones acerca de las prendas portadas por las modelos empleadas en las fotografías de reclamos, o comparativas de acuerdo con artículos adquiridos en otras tiendas o firmas comerciales. («la guerra de las tallas«)
 
¿Y tú qué opinas al respecto? ¿Estás conforme con la normativa de tallas actual? ¿Te gustaría compartir tu experiencia? ¿Te ha gustado nuestros artículo de la guerra de las tallas?. En Soltronic, estamos encantados de leer tu opinión. Puedes escribirnos a continuación o remitirnos tu comentario a soltronic@soltronic.es

Compartir:
  • Registrarse
¿Ha perdido su contraseña? Introduzca su nombre de usuario o su dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.